top of page
Buscar
  • Foto del escritorAlan espinoza

De Pescadores a Ostricultores

La transición de pescadores a ostricultores ha sido un proceso fascinante en el Estero de San Buto, ubicado en Baja California Sur, México. Nuestros antepasados, provenientes principalmente de Sinaloa, Nayarit y Michoacán, emprendieron un largo viaje en busca de un futuro mejor para sus familias. Después de recorrer cientos de kilómetros, llegaron a Puerto San Carlos, un puerto que se rumoreaba ofrecía esperanza, trabajo y mejores condiciones de vida.

Al llegar a este lugar lleno de esperanza, trabajo y mejores condiciones de vida, comenzaron la búsqueda de un hogar, un lugar donde establecerse. Pasaron por diferentes lugares, hasta que finalmente llegaron al Estero de San Buto, una pequeña comunidad donde, en aquel entonces, solo había tres o cuatro casitas de madera. Este estero se convirtió en el puerto donde anclaron sus vidas, aunque no tenían experiencia en la pesca, ya que provenían del campo y se dedicaban a la agricultura. La transición hacia la vida marina fue fascinante: aprender a nadar, bucear, pescar y adaptarse al entorno y al mar.

Comenzaron sin balsas ni pangas, nadando desde la orilla hasta llegar a bancos de almejas y otros moluscos bivalvos. Poco a poco, regularizaron su situación y obtuvieron los permisos necesarios para capturar especies silvestres de manera legal. Las principales especies que capturaban eran jaiba, camarón y escama marina.

Fueron años prósperos; construyeron sus casas, formaron familias y disfrutaron de buenas cosechas marinas, con grandes cantidades de jaiba y camarón. En ese entonces, eran pocos los pescadores y pangas en el mar. Sin embargo, con el tiempo, la producción comenzó a disminuir debido a la entrada de más pangas y pescadores. Los ingresos bajaron, pero la determinación siempre estuvo presente. Buscaban constantemente formas de innovar, de cuidar el medio ambiente, respetando las tallas de captura y diseñando artes de pesca que maximizaran los resultados con menor impacto ambiental. Fabricaron trampas que hoy en día son ampliamente utilizadas y modificaron algunas técnicas de cultivo.

Con el paso de los años, las cosas se complicaron aún más. Hubo cambios en las temperaturas, mortandad de animales, mayor presencia de pangas y situaciones de ilegalidad, desde pescadores furtivos hasta organizaciones que forzaban a vender productos a precios bajos. Todo esto llevó a estas comunidades costeras a migrar en busca de un nuevo futuro. Algunas personas se fueron a Estados Unidos, mientras que otras regresaron a sus estados de origen y las que se quedaron ahora están en una etapa de cultivar mar, cultivar ostiones, ostricultores.





21 visualizaciones0 comentarios
Publicar: Blog2_Post
bottom of page